Yoga

Yoga para embarazadas

Durante las clases de yoga se aprende a manejar la respiración completa y las cuatro fases de la respiración, inspiración, retención a pulmón lleno, expulsión y retención a pulmón vacío, todo indispensable para manejar el parto. Además, al trabajar los estiramientos, rotaciones, flexiones sobre la columna vertebral el embarazo se hace más ligero y aumenta el nivel de fuerza para el parto y postparto.

Mediante la relajación, respiración y pranamayas crecen los niveles de endorfinas, aumentando la sensación de felicidad y confianza en el proceso, además de crear ya un vínculo y apego sanos con el futuro bebé. Como precauciones siempre deben evitarse posturas con riesgo y, al tener cualquier duda, consultarlo con la profesora que imparte la clase.

Yoga para nacer

¿Cómo lo hacemos?

Trabajamos en grupos reducidos para sentirnos cómodos y relajados, buscando momentos de relajación y desconexión.

El formador es quién guía las sesiones haciendo especificaciones sobre el embarazo, las posturas y movimientos que están restringidos debido al aumento del volumen de la tripa.

En un ambiente muy confortable, calmado y silencioso. Se hace referencia a la respiración y otros mecanismos que ayudan a relajarnos. Se realizan diversas posiciones y cada una de ellas siempre tiene un beneficio, como descansar la espalda, calmar la ciática, mejorar la circulación o la presión sanguínea.

Información, horarios y precios

Embarazo: Miércoles a las 12.30h

Las sesiones tienen una duración de una hora y se realizan una vez a la semana de octubre a junio, existiendo la posibilidad de continuar en julio. En esta actividad es necesario venir con ropa cómoda y calcetines calentitos.

El coste mensual de la actividad es de 48 €/mes (con pareja o acompañante). También existe la opción de venir a sesiones sueltas, 14€/sesión, según disponibilidad de plazas en el grupo y con reserva previa.